Cuando la escritura manuscrita se convierte en logotipo de empresa: Disney y Clarks

Por mucho que algunos opinen lo contrario, a pesar de la evolución de las nuevas tecnologías que dan lugar a tipografías mecanizadas, la escritura manuscrita nunca se va a perder, y va a constituir siempre una seña de identidad genuinamente humana.

Como grafóloga que soy, me encanta encontrar ejemplos de tipografías modernas y digitales, que proceden directamente y son idénticas a la firma manuscrita original de su creador.

En este artículo vamos a ver dos ejemplos de ello.

 Una gran muestra, por todos conocida, de emporio empresarial surgido a partir de una firma manuscrita es Disney.

disney-logo

La tipografía de la marca Disney está directamente basada en la escritura autógrafa de su creador, Walt Disney.

La compañía Disney se ha convertido en paradigma del arte de convertir los sueños en realidad, en insignia de creatividad y fantasía. Es una marca artística y original, perfectamente identificable aunque sólo veamos de ella el peculiar punto bola de la “i” o la ampulosa “W” inicial. Tiene un estilo propio e inimitable, al igual que la escritura de su creador.

 La interpretación grafológica de la escritura y la tipografía Disney refleja:

– Creatividad y fantasía: escritura muy perfilada, ampulosa, con profusión de bucleados, sobre todo en las crestas de las letras. El punto de la “i” en forma de bola espontánea es un rasgo genuino de creatividad despierta.

– Originalidad y estética: escritura artística bien dibujada, con rasgos personalizados y muy originales, perfectamente distinguibles por sí solos.

– Dinamismo: vibración en general, gestos ágiles y fugados, que simulan letras bailarinas.

– Carisma y personalidad: mayúsculas altas y cuerpo central sobrealzado. Escritura muy personalizada y original, que provoca la identificación inconsciente e inmediata de su autor.

Disney-peq

——————————————————-

Otro gran ejemplo es la firma de zapatos Clarks. Su diseño tipográfico es claramente de origen manuscrito, conservando el coligamento en una palabra con letras agrupadas: C_lark_s.

La interpretación grafológica de esta sencilla firma nos evoca:

– Reflexión y estabilidad: mayúscula separada e inclinación vertical

– Claridad y honestidad: sencillez y claridad en las formas sin descuidar un toque de personalización y estética

– Amabilidad, trato afable, sociabilidad: trazos curvos y escritura agrupada

– Elegancia y carisma: color negro, curvas perfiladas de cuidada estética, mayúscula alta y cuerpo central con ligero sobrealzado.

 Y es curioso comprobar que el origen de este logotipo de empresa procede de la evolución de las firmas combinadas de sus creadores, Cyrus y James Clarks. Ambos eran hermanos, cuáqueros ingleses del pequeño pueblo de Street, en el condado de Somerset,  y tenían un negocio familiar de fabricación de alfombras de piel de carnero. Casualmente, se les ocurrió comenzar a fabricar también zapatos y zapatillas con los retazos de piel sobrantes de las alfombras. Y así nació Clarks. Corría el año 1825.

Clark

En la imagen inferior se puede ver la combinación de la firma de ambos que ha dado origen al logotipo de la marca.

La firma de Cyrus Clark es vertical y mantiene la “l” de palo seco al igual que el logo. La “C” inicial es ancha, está separada del resto y tiene un bucle final. La “k” final está proyectada.
La firma de James Clark es ligeramente inclinada a la derecha y su “l” tiene bucle en la cresta. La “k” final está más contenida y tiene un puntillo al final de la firma. 

Ambas escrituras son agrupadas, con la inicial separada, de la misma forma que en el logotipo.

clarks-firmas

Sandra Mª Cerro – Grafóloga y perito calígrafo

Centro de Grafología Sandra Cerro

www.sandracerro.com

¿Te gustaría ser grafólogo profesional?

Estudia Grafología con nosotros

Entra en Cursos para conocer nuestra formación presencial (Madrid) y a distancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *