Grafología: Como detectar la honestidad, la coherencia y la integridad personal

Integridad grafología

Vamos a hablar en este artículo de una de las competencias personales más valoradas a nivel personal pero, sobre todo, importantísima a nivel profesional: la integridad personal. De hecho, es ésta una de las competencias más solicitadas en los procesos de selección de recursos humanos por grafología.

La carta de presentación o la prueba manuscrita como técnica de selección es como una entrevista personal en la que el candidato no necesita estar presente, si no representado por su impronta escrita, su Yo al desnudo, y la integridad personal y estabilidad emocional saltan a la vista como un flashazo. Ni que decir tiene, entonces, que estos aspectos en el manuscrito son tan importante como la buena presencia, el primer contacto visual, el primer apretón de manos, y esos primeros gestos no verbales que el entrevistador puede captar en los primeros ocho segundos frente a un candidato.

Cuando hablamos de integridad nos referimos a la coherencia innata, a la capacidad para comportarse de acuerdo a la moral y a la ética, con perfecta concordancia entre el decir y el hacer, y entre la careta que mostramos al exterior y nuestro propio mundo interior. Al hablar de integridad hablamos de coherencia interna, de sensatez, de veracidad y honestidad, y también hablamos de corrección, de comportamiento ético.

Las personas íntegras son formales, rectas, cumplen con sus compromisos y obligaciones, tienen un alto sentido de la responsabilidad y su conducta es intachable. A su vez, son personas transparentes, que se muestran tal cual son en todo tipo de entornos o circunstancias, claramente y sin tapujos; van de frente y se conducen en su camino sin vacilaciones, con seguridad y decisión.

En el siguiente video, te explico de una forma breve cuáles son los rasgos de escritura más importantes que caracterizan a las personas íntegras:

En definitiva, la integridad en la escritura va a destacarse, sobre todo, en el orden, la legibilidad y la congruencia entre texto y firma. Además, deberá cumplir otros rasgos que exponemos a continuación:

  • Escritura legible y clara
  • Página ordenada
  • Coherencia entre texto y firma
  • Escritura armónica
  • Sencillez en texto y firma
  • Rúbrica también sencilla
  • Grafía de tamaño normal
  • Escritura personalizada                                                                  

 

Sandra Cerro

Grafóloga y perito calígrafo

www.sandracerro.com

¡Ya tenemos abierto el plazo de matrícula para el Curso Experto Universitario en Grafología Empresarial, de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA)!

Inicio el 1 de noviembre de 2017

Pincha la imagen inferior para más información:

curso UDIMA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Nos estamos adaptando al nuevo Reglamento sobre Protección de Datos)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.