Felipe VI de España. Estudio grafológico de personalidad

felipeVI

VALORES INTELECTUALES

En lo que se refiere a la inteligencia, se puede decir que presenta un amplio espectro por la variedad y la riqueza de las características intelectuales que posee.

Haciendo referencia al estudio de las inteligencias múltiples, y dado el destacado predominio en su escritura del movimiento y la vibración sobre la forma, podría decirse que el rey, Felipe VI, tiene una habilidad natural para la percepción auditiva y musical, una sensibilidad especial para captar los timbres, ritmos y sonidos del entorno. Por otro lado se aprecia, en notable medida, la capacidad lógico matemática ó facilidad para resolver problemas abstractos y poder manejar simultáneamente muchas y diferentes variables.

Asimismo, destaca por su inteligencia lingüística, al poseer gran capacidad para comprender, de una forma innata, el orden y el significado de las palabras en la lectura, la escritura, al hablar, al escuchar y también al escribir, es decir, el lenguaje en su formato mas general. Su escritura clara y perfectamente legible nos da fe de una persona que se expresa con calidad y claridad y sabe, a través de su verbo, convencer, persuadir, y crear vínculos de unión, de relación social. Esto le convierte en un excelente orador, al que se suma una habilidad extraordinaria para transmitir de una manera correcta lo que quiere decir, gracias a una sensibilidad especial para elegir las palabras adecuadas con el fin de llegar a los interlocutores transmitiendo templanza y sencillez y, a la vez, con firme poder de convicción.

felipeVI-2016

La evidente vibración de su escritura nos muestra el reflejo de una persona tremendamente emotiva y empática, con gran capacidad para percibir las emociones, los estados de ánimo, las motivaciones e intenciones de los demás. Posee una enorme sensibilidad para intuir de forma extraordinaria las intenciones y deseos ajenos, aunque éstos intenten ocultarlos.

Es una persona de mente ágil y claridad de pensamientos. Sus ideas son claras y ordenadas, y sabe transmitirlas de igual forma. Es un hombre reflexivo y prudente, que se toma su tiempo en la toma de decisiones, para poder valorar con corrección y la moderación necesaria los pros y contras, y tener la certeza de que está haciendo lo correcto en cada situación y poder sentirse seguro y completamente confiado de sus actos. Pese a la mencionada cautela, en ocasiones se deja llevar por la esencia propia de su personalidad emotiva y empática por naturaleza. Esta ambigüedad, sentimentalismo y prudencia, podrían hacer de él, en ocasiones, un hombre vulnerable y voluble.

La presencia de enlaces altos entre sus letras, junto con la agilidad y simplificación del escrito, entre otros rasgos, hacen destacar un tipo de razonamiento claramente estratégico. Posee una mente capaz de hilvanar y relacionar múltiples ideas, presentes, pasadas y añadiendo posibles ideas futuras con agilidad, proporcionando distintos enfoques prácticos e innovadores, que enriquecen la situación o el proyecto.

Destaca su capacidad de observación y un notable sentido estético. Le gusta fijarse en los pequeños detalles, y presta suma atención a las pequeñas cosas, profundizando en las cuestiones que se puedan plantear en el día a día. Mira a su alrededor con cautela e interés, y sobre todo con mucha curiosidad. Comprende y diferencia las circunstancias tanto positivas como negativas, tiene una visión realista y objetiva, valora a las personas de forma justa, sabiendo así aceptar a los demás tal cual son, sin influencias externas y con total imparcialidad y ecuanimidad.

Posee una buena capacidad memorística, más desarrollada hacia los sonidos que hacia las imágenes, si bien unida a su excelencia para fijarse en los pequeños detalles, le convierte en una persona sagaz, y muy aguda para no perder comba de las cosas y ser capaz de no olvidar un nombre o una cara.

Destaca su gran capacidad de análisis, y es capaz de captar información de distintas fuentes, contrastarla y sacar sus propias conclusiones. Su facilidad para mantener la concentración en sus tareas o funciones, y la minuciosa precisión con que suele dotar la ejecución de sus trabajos, en todo lo que hace, le devuelven resultados concisos y de buena calidad.

La suavidad en la forma de sus letras y la inclinación del escrito manteniendo la verticalidad, aún vibrante, nos muestran a un hombre con una destacada templanza en el carácter. Debido a su ligero autocontrol, sabe bailar y salir airoso de situaciones difíciles, ya que posee una exacta mezcla entre reflexión, que le hace estudiar las posibilidades al detalle y con exactitud, e irreflexión, que contiene cierta emotividad y le hace aproximarse al entorno y a la situación que tiene entre manos.

Su personalidad hace predominar los sentimientos claramente por encima de la razón, a la hora de tomar decisiones o llevar a cabo proyectos o empresas. Aunque su querencia es al pragmatismo, el dictado del corazón siempre va a llevar la delantera en todo, y será dominante en cualquier situación.

FACULTADES VOLITIVAS

En lo que a sus facultades volitivas se refiere, es una persona vital, tanto física como emocionalmente, con extremas madurez e integridad personal, y con la energía bien canalizada. Posee fortaleza para afrontar las dificultades y mantener el impulso de manera constante sin paradas ni bloqueos, siendo capaz de adaptarse a situaciones, personas y entornos variados, y enfrentar eventos imprevistos, con buena tolerancia a la presión y al estrés.

En el ámbito laboral, es una persona eficiente y capaz de gestionar aptitudes y habilidades, optimizando recursos y con resultados satisfactorios. Destaca su autoeficacia, y su sentido de la responsabilidad y el compromiso, siendo capaz de mantener un rendimiento optimo, bien sea en situaciones cambiantes o en jornadas de trabajo intensas ó extensas.

1-tarjeta-navidad2013

Posee seguridad en sí mismo, confía en sus propios valores y recursos personales para resolver problemas, aunque en ocasiones pueda tener dudas sobre la forma de actuar, y su emotividad pueda volverle un tanto influenciable o vulnerable hacia las influencias del exterior.

Su capacidad de decisión le hace afrontar posibles riesgos sin dudar ni titubear pero con cautela y reflexión. Suele contar con buen ánimo para automotivarse, y el suficiente empuje e iniciativa para mantener la constancia y la perseverancia en pos del cumplimiento de sus objetivos. Posee además la habilidad de saber anticiparse a los hechos, para corregirlos o mejorarlos, con independencia de su criterio. Todo ello, se debe a su alta escucha activa, empatía y capacidad de adaptación y flexibilidad de criterios.

Es firme en lo que a la consecución de objetivos se refiere. Tiene una alta orientación a logros, y se mueve motivado hacia su proyección personal, con afán innovador e interés por la mejora constante. Si bien posee una marcada faceta idealista, su escritura denota un equilibrio moderado en la tendencia a elevar las cosas sobre una realidad sensible que no esté a su alcance.

Aprovecha el tiempo y los recursos para hacer el trabajo en menos tiempo sin que ello afecte a la calidad de este. Su predisposición es a realizar el trabajo lo mejor posible, dotándole de la merecida calidad y evitando cometer errores. Es un hombre notablemente disciplinado y bastante exigente consigo mismo.

Podemos decir que tiene actitud positiva, gran motivación, entusiasmo y optimismo. Aunque, en ocasiones, pueda sentirse falto de confianza en sí mismo o en su modo de actuar, compensa sus dudas con trabajo y dedicación. Es una persona que cree en lo que hace, y es sincero y honesto consigo mismo y con los que le rodean.

Tiene una mentalidad abierta y flexible, y demuestra capacidad para trabajar con diversidad de entornos y personas. Su mente despierta y constantemente movida por la curiosidad y el interés por conocer el mundo que le rodea, en toda su variedad, hace de la suya una personalidad muy polifacética.

Se muestra tolerante y comprensivo hacia las opiniones de los demás, aceptando y tratando de entender los puntos de vista ajenos, u otras visiones del entorno que puedan resultar interesantes o nuevas. Tiene buena capacidad para reconocer los propios errores y ser capaz de cambiar el enfoque sin perder con ello su integridad personal.

Cuida mucho la calidad de sus trabajos y obras, optimizando sus recursos y cuidando todo tipo de detalle, pero eso no quita para sepa aprovechar el tiempo y los medios de que dispone para tener mayor productividad sin detrimento de la calidad de los mismos.

ASPECTOS DE CARÁCTER Y CONDUCTA

El rey Felipe es un hombre sincero e integro, se muestra tal cual es, con todas las personas y situaciones en las que se desenvuelve. Existe congruencia entre sus palabras y sus actos, tiene ideas claras, honestidad y se manifiesta con total transparencia.

Con buen nivel de autoestima, ciertos tintes de carisma personal, orgullo propio y sabia valoración de sus propias habilidades personales, posee, sin embargo, una personalidad sencilla, sin tendencia alguna al artificio ni a la ostentación. Es un hombre que valora la sencillez por encima de todo, con gran sentido práctico, y que reacciona y se muestra, de cara a la galería, de un modo totalmente espontáneo y natural.

Es una persona estable emocionalmente, que controla en gran medida los impulsos y las pasiones, que no se deja arrastrar por las circunstancias ni dominar por las emociones, aunque éstas últimas se encuentren siempre en su persona a flor de piel.

En lo que a afectividad se refiere, es un hombre que se muestra cercano y cariñoso, pero que no se deja llevar por el exceso de pasión. Es comedido y muy cauto a la hora de establecer relaciones sociales, sabe observar y darse cuenta de a quién debe y a quién no ofrecer su confianza, y es muy selectivo para los afectos más personales.

Posee muchas habilidades sociales y de comunicación y su comportamiento hacia los demás es ético y respetuoso. Demuestra deferencia y consideración hacia las personas de su entorno. Respeta los límites y normas de compañía en la relación con los demás, y es generoso en el entorno social. No obstante, podría decirse que, aunque le guste la cercanía de otras personas, se siente más cómodo en círculos pequeños y de confianza, que en grandes grupos sociales. Es básicamente tímido, y le cuesta mostrar su faceta más auténtica si no se encuentra en círculos total confianza e intimistas.

Amable de carácter y afable en el trato personal, tiene una predisposición natural para hacer el bien, y posee una sensibilidad especial hacia los demás que le ayuda a mostrarse muy humano, a la vez que genera mucha confianza en los que le rodean. Cortés, extremadamente educado, nunca dice una palabra más alta que la otra, ni tiene salidas de tono. Podría decirse que es un buen líder conciliador, resuelve los problemas con ingenio y mucho tacto, basando sus decisiones en el respeto y en la concordia.

[Estudio grafológico de investigación realizado por Ariadne Lang, Estrella Zorrilla, Maricheli Aparicio y Marta Galán, alumnas del Grupo I, del Curso Superior 2º Grado en Grafología, bajo la coordinación de Sandra Mª Cerro – Centro de Grafología Sandra Cerro]

Escucha también la entrevista, en Cadena Ser Madrid Norte, sobre el Estudio grafológico de los Reyes de España:

Reyes de España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Nos estamos adaptando al nuevo Reglamento sobre Protección de Datos)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.